Consejos antes de realizarse el tratamiento HIFU

03Ago '19
Consejos antes de realizarse el tratamiento HIFU

El tratamiento HIFU es una técnica con la que, en muy pocas sesiones, podemos lograr grandes resultados. Sin embargo, antes de realizarte una sesión de aparatología HIFU, es conveniente tener en cuenta una serie de consejos con los que verdaderamente el paciente pueda recibir los resultados esperados.

imagen de tratamiento HIFU

Consejos antes de realizarte sesiones HIFU

La tecnología HIFU puede ser usada por un público muy amplio. Siendo personas de entre 35 a 65 años, e incluso más jóvenes que tengan cierta cantidad de grasa acumulada que no consiguen eliminar o envejecimiento prematuro o mala calidad de la piel, que no les hagan sentir bien. Y especialmente, aquellas personas que quieran eliminar la flacidez de determinadas zonas, pero no busquen recurrir a la cirugía por las molestias de heridas y cuidados que ello conlleva.

Sin embargo, hay que ser consciente que existen determinadas circunstancias de salud que impiden que se pueda aplicar el tratamiento HIFU. Muchas de las cuales son estacionales, con lo cual una vez que el paciente deja de padecerlas podrá, sin ningún problema plantearse realizarse el tratamiento estético.

imagen de consejos para tratamiento HIFU

Antes de recibir cada sesión del tratamiento estético HIFU, es totalmente necesario preparar correctamente la piel, para que los resultados sean visibles más rápidamente al igual que posteriormente, dada la liberación de energía a la que la hemos sometido.

Por este motivo, previamente el centro se encargará de hacer un estudio previo para conocer qué tipo de carencias, necesidades, nivel de sensibilidad o tipo de cada piel, tiene el paciente. De igual manera, se exige que no exista ningún tipo de herida o irritación o que haya zonas del rostro que estén deshidratadas. En general, cualquier tipo de indicio que demuestre que la piel no se encuentra sana, la aplicación del tratamiento no sería tan beneficiosa y visible ya que, la base sobre la que se actúa ya estaría dañada por otros factores que se deben cuidar antes someterse a la primera sesión.

De esta manera, una vez que se tiene plena consciencia del estado de la piel en la que se va a aplicar el tratamiento, antes de recibirlo se debe hacer una limpieza profunda mediante una exfoliación, que la prepare para recibir los ultrasonidos que estimularán la producción de colágeno.

Consejos para el tratamiento HIFU

Una vez que el paciente se ha realizado la sesión de aparatología estética HIFU, se debe mantener una rutina de cuidados diaria de la piel, como hidratación y protección solar para conseguir mantener los efectos durante un mayor tiempo. Además, de que mantener una buena rutina de limpieza en nuestra piel hará que la podamos mantener más saludable, joven y con mejor aspecto, por más tiempo. Esta rutina de cuidado de la piel, es muy importante realizarla no sólo bajo las recomendaciones de un especialista, que nos indique en base a las necesidades de nuestra piel, sino también de forma regular tanto por la mañana como por la noche. Bajo estas indicaciones conseguiremos que los efectos del tratamiento HIFU se vean multiplicados y mantenidos en el tiempo.

posts relacionados