Dónde y por qué se acumula la grasa

imagen de donde se acumula la grasa
01Oct '19
Dónde y por qué se acumula la grasa

En la actualidad la preocupación por nuestro cuerpo es un aspecto en el que cada vez se trabaja más, tanto en técnicas estéticas como en buenas rutinas de alimentación. Uno de los aspectos que más preocupan del estado del cuerpo tanto a hombres como mujeres, es la acumulación de grasa y las distintas zonas en las que se puede producir.

El aumento de tamaño de tejido adiposo no sólo es un problema estético, sino que puede conllevar problemas en la salud como el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, las cuales aumentan en gran medida al aumentar la grasa en la zona abdominal reduciendo la relación cintura cadera. Hay que tratar de llevar una vida saludable, debemos realizar un deporte moderado con una alimentación saludable.

COMO SE ACUMULA LA GRASA EN EL CUERPO

Con esto no queremos decir que haya que eliminar por completo la grasa de nuestro cuerpo en el caso de los hombres el tejido adiposo debe ser de entre el 15% o 20% del peso y en el caso de las mujeres entre el 20% y 25%. Cuando los niveles son correctos y hay una distribución equitativa por todo nuestro organismo, esto será beneficioso para nuestra salud y nuestra energía. Pero dependiendo de factores como nuestro estado hormonal o la genética, la acumulación de la grasa en cada cuerpo se producirá en zonas diferentes. A continuación, comentaremos las cuatro categorías en las que se divide la acumulación de grasa en el cuerpo.

PARTES DEL CUERPO DONDE SE ACUMULA LA GRASA

La primera de ellas es el exceso de grasa en la zona inferior del cuerpo, conocida como forma ginoide, más propia de las mujeres. Con lo que nos referimos a la zona de las caderas, la parte baja del abdomen o los muslos, la cual normalmente se presenta en mujeres y como consecuencia de una vida sedentaria y a una dieta poco saludable.

imagen de donde se acumula la grasa

La segunda categoría hace referencia al exceso de acumulación de grasa en la zona superior del cuerpo, conocida como forma androide, más propia en los hombres ya que, en su caso los adipocitos se encuentran principalmente distribuidos por la zona abdominal. También suele aparecer tras la menopausia en las mujeres puesto que, tienen más tendencia a comenzar a acumular grasa en la mitad superior debido al cambio hormonal que se padece. Se presenta en zonas como los brazos, el pecho, la espalda y el abdomen. Por encontrarse en estos lugares cerca de los principales órganos como los pulmones o el corazón, esta grasa es especialmente peligrosa para la salud de los individuos. Suele ser la que sufren principalmente los hombres, aunque también se produce por comer más de lo que nuestro cuerpo necesita.

imagen de donde se acumula la grasa

La tercera categoría que podemos encontrar es el exceso de grasa visceral, que se acumula en el abdomen pero por detrás del músculo. Se trata de una grasa necesaria ya que, sirve de amortiguación frente a impactos en los órganos pero si se acumula en exceso aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares así como el perímetro de la cintura. Este tipo de grasa tiene la peculiaridad de que para reducirla se debe hacer con una buena alimentación y ejercicio puesto que, no tiene tratamiento ni médico ni estético.

La grasa visceral se suele producir por soportar altos niveles de estrés. Por lo que, para este caso es importante reducir el estrés mediante ejercicios de meditación, yoga o la realización de ejercicio físico que te permita evadirte y relajarte.

COMO ELIMINAR GRASA ACUMULADA

En cualquier caso, se debe tratar de luchar todo lo posible contra la acumulación de tejido adiposo en exceso. Lo cual, teniendo mínimos hábitos saludables como una hora de ejercicio al día, el consumo de agua al día debe de estar siempre entre litro y medio o dos litros y se debe tomar en sorbos y en momentos espaciados a lo largo del día.

Al igual que existen tratamientos de belleza, que pueden ayudar a eliminar aquella grasa resistente al ejercicio y a una buena rutina de alimentación y de forma no invasiva, como el HIFU. Con el que gracias a la emisión de ultrasonidos focalizados en zonas concretas del cuerpo, se eliminará más fácilmente la grasa localizada, debido a la profundidad con la que trabaja el tratamiento. Además, conforme te vayas viendo mejor irás ganando la confianza y seguridad que necesitas para mejorar en todos los aspectos de tu vida.

posts relacionados