¿Qué diferencias hay entre HIFU y Cavitación?

imagen de las diferencias entre cavitación y hifu
06May '19
¿Qué diferencias hay entre HIFU y Cavitación?

A veces podemos confundir las diferentes técnicas o maquinaria estética porque leemos por internet o escuchamos que sirven para realizar un mismo tratamiento, no obstante, aunque persigan el mismo fin, la forma de trabajar, número de sesiones y los resultados son muy diferentes.

imagen de cavilación

Ambas técnicas coinciden en que se utilizan para reducir la grasa localizada, pero el HIFU además, sirve para realizar otro tipo de tratamientos estéticos (mejora de la celulitis, reafirmación cutánea, reafirmación del óvalo facial, tensado cutáneo, mejora de la calidad de la piel, mejora de las marcas del acné…)

Vamos a explicar las principales diferencias entre ambos tratamientos que tanto se usan en los centros de estética avanzada de España:

  • HIFU usa ultrasonidos focalizados de alta intensidad y Cavitación ultrasonidos de baja intensidad.
  • Los ultrasonidos son emisiones de ondas acústicas y la acción que provocan los ultrasonidos tanto en HIFU como en la cavitación es el mismo, (aunque como ahora veremos con importantes diferencias): las ondas llegan hasta el tejido graso y destruyen las células grasas (adipocitos) para eliminar los cúmulos de grasa localizada de algunas partes del cuerpo.
  • La gran diferencia entre uno y otro tratamiento es la frecuencia de emisión del ultrasonido, que en el caso del HIFU es una emisión alta y el caso de la cavitación es una emisión baja.
  • Hasta hace unos 4 o 5 años la Cavitación era de los tratamientos más usados en las cabinas de estética avanzada, pero los avances científicos dieron lugar a una nueva generación de equipos HIFU que doblan la eficacia y precisión de los tratamientos tradicionales.
  • El tratamiento HIFU logra eliminar los cúmulos grasos de forma precisa y además logra reafirmar la piel, todo en el mismo tratamiento. Con la Cavitación esto no sucede, pues cuando realizamos un tratamiento y, después de varias sesiones, se logra reducir volumen, después hay que tratar la flacidez. Además, la Cavitación no se puede usar en ciertas partes del cuerpo, sobre todo las más curvas y las que están cerca de órganos importantes para evitar posibles efectos adversos, pues las ondas de la cavitación son expansivas y no podemos controlarlas, por ello se limita su uso en tiempo y zona. Con el HIFU esto no sucede, es un tratamiento seguro ya que los ultrasonidos son focalizados y están en todo momento controlados y limitados; se utilizan diferentes profundidades según la zona a tratar para trabajar en un entorno de seguridad.
  • Un tratamiento de Cavitación consta unas 6 a 8 sesiones y se suelen realizar 1 o 2 sesiones a la semana, para obtener buenos resultados se suelen repetir dicho tratamiento 2 o 3 veces al año según caso. Con HIFU obtenemos resultados visibles con 1 sesión y se obtienen unos buenos resultados realizando una media de 2 o 3 sesiones anuales según caso. Dichas sesiones se realizarán cada 2 o 3 meses aproximadamente. De media se pueden perder de 2 a 4 cm de contorno con cada sesión de hifu mientras que con cavitación se necesitan realizar muchas sesiones para lograr reducir dicha cantidad.
  • La forma de trabajarlo y la sensación durante el tratamiento también es diferente en ambos casos pues, la cavitación se trabaja presionando un manípulo contra la adiposidad para crear un pliegue y poder trabajar dicha grasa, esto puede provocar a veces hematomas por la fuerza que hay que realizar al trabajarlo, además durante el tratamiento se escucha un zumbido continuo en los oídos (por la baja frecuencia) que puede resultar molesto. En el caso del HIFU se trabaja pulso a pulso colocando el manípulo contra la piel sin tener que hacer presión alguna, por tanto no supone ninguna molestia ni malestar para la persona que se realiza el tratamiento, durante la sesión no se tiene ninguna sensación sonora molesta ya que se trabaja con ultrasonidos de alta frecuencia incapaces de ser perceptibles por el oído humano.

imagen de tratamiento de cavitación

Resumiendo, el tratamiento hifu es una tecnología avanzada más eficaz y eficiente que la cavitación en lo referente a: avance tecnológico, resultados, número de sesiones (desde al 1º sesión tenemos resultados visibles) , seguridad (tratamiento catalogado como no invasivo) y versatilidad (pues hifu sirve también para tratar la celulitis y la flacidez)

posts relacionados